viernes, diciembre 25, 2009

El principio del fin de la tarificación por minutos en móviles?


La compra de Jajah por parte de Telefónica supone un cambio de estrategia considerable en el gigante español.

Tras años peleando contra el continuo despegue de servicios VoIP en redes móviles para continuar con la tarificación por minutos, este movimiento sólo tiene cabida en una apuesta total por la banda ancha móvil para servicios de voz, frente a los servicios basados en tarificación por tiempo.


Se puede hacer una doble lectura de este movimiento:

Por una parte de un nuevo enfoque estratégico de retención de sus usuarios, a costa de bajada del ARPU por ausencia de tarificación de voz y subida de ARPU por incremento de ingresos por servicios de banda ancha sostenidos.

Por otro lado como una oportunidad de posicionamiento, independientemente de que desarrollen la tecnología y la implanten, sobre sus competidores, intentanto adelantar futuros movimientos del sector en ese sentido.

En cualquier caso, Jajah, con una importante base de clientes como para haber sido un buen banco de pruebas, y sumamente más económicos que una compra de, por ejemplo, Skype.

No creo que se trate tanto de cuanto pagas como de cómo incorporas la tecnología. En este sentido Jajah ofrece una tecnología a un coste del 10% de lo que podría salir Skype, pero también con una base de clientes y de negocio muy inferior. En cualquier caso nadie ha dicho que la base de clientes en este caso sea más valorada que la tecnología que aporta, tal como hubiese ocurrido en una compra tradicional.

Lo que sí supone un efecto considerable es poner en vaor este nicho de mercado como compañías target de grandes operadoras y seguro que Skype dejará de estar en el punto de mira de empresas de servicios web para pasar a engrosar las listas de posibles inversiones de las operadoras.

No deja de ser paradógico que una Operadora compre una empresa de servicios VoIP, abriendo una tendencia hasta ahora poco utilizada desde las grandes compras de portales de internet de finales de los 90.

La cuestión es si habrá un desarrollo tecnológico que permita la implantación de estos servicios, o se quedará como un mero objeto de estudio. Asimismo, en caso de un despliegue del servicio habría que ver donde y como, siendo, como siempre, los mercados incumbentes de Telefónica los casi destinatarios de estas novedades frente a sus zonas tradicionales.

Y en el medio? Pues como siempre en el medio está Google con su Google Voice y su Nexus One a la vuelta de la esquina.

1 comentarios:

Gerardo Diéguez dijo...

Esperemos que Telefónica haya comprado Jajah para hacerse con el know-how necesario, y no para eliminar a un incómodo competidor vía talonario.