sábado, abril 11, 2009

Pienses lo que pienses, piensa lo contrario




Paul Arden tiene la rara habilidad de decir cosas que ya sabemos de sobra de una forma diferente.

Para muestra un botón:

- Apunta a lo más alto. Si tu ambición llega a este nivel, apunta más arriba.

- El punto de vista acertado no existe.

- Si quieres ser interesante, interésate

El libro en sí te lo lees en media hora (yo me lo leí en un tren en un ratito) pero te hace reflexionar sobre muchas cosas y paradigmas actuales.

Equivocarse muchas veces es un acierto y suspender todas significa que tu cabeza está al 100% concentrada en otra cosa que genera mucho más interés.

Saber anticiparse y generar la expectativa adecuada es fundamental y Paul Arden no hace mucho más que poner la mecha para atreverse.

Muy recomendable para esos momentos de embotellamiento y crahs mental.

0 comentarios: