jueves, mayo 01, 2008

Starbuck´s intelligent move



Starbucks Corp. ha realizado un cambio radical en su estrategia de internet en los estabecimientos de Estados Unidos. Movido o empujado por el movimiento de los Mc Donalds del Reino Unido, su estrategia con respecto a Internet se convierte en uno de los centros principales de acción.

A partir de ahora, Starbucks ofrecerá a sus clientes hasta 2 horas de acceso a internet vía wifi gratuito por día. La condición es la compra de una tarjeta de AT&T, de venta en los propios establecimientos y con un coste de 5$, para obtener esta ventaja de forma permanente y con una sola compra.

Esto significa, como punto de partida, que AT&T se convierte en el proveedor de servicio Wifi en más de 7000 establecimientos en Estados Unidosy, que a su vez pierde el proveedor de acceso actual, que no es otro que T-Mobile.

Hasta ahora, el servicio complementario de wifi en los locales costaba del orden de 6$ por hora o 10$ por día exclusivamente para clientes. Ahora, con un único pago de 5$ una vez se tendrá derecho a conexión durante 2 horas diarias como máximo y de forma permanente. Además, AT&T extenderá estos servicios para los propios empleados de Starbucks, de tal forma que la firma podrá reducir su presupuesto de TI global al no tener que proveer accesos adicionales ni costos separados para el acceso a internet desde sus locales para tareas de gestión y administración, lo que supone en global un doble ahorro.

Pero quizá el hito más importante es la percepción del cliente final en el servicio, que debería indudablemente, atraer a más consumidores como refuerzo a los valores propios que ofrece Starbucks ya de por sí.

Pero además se produce una sinergia adicional que puede servir de excelente reclamo a los consumidores todavía excépticos : Apple es otro de los clientes de AT&T (gracias sobre todo a los acuerdos del iPhone) y esto supone poner a disposición de los clientes de Starbucks la tienda online itunes.

El hecho de estar en la misma red y compartir proveedor de servicios, puede permitir aprovechar dicha sinergia para ofrecer, por ejemplo, contenidos específicos para Starbucks o bien para dar un acceso preferente a contenidos y poder descargarlos con mayor rapidez en los propios establecimientos. Esto, sin duda, tiene que producir un efecto demanda en los consumidores.

Pero sobre todo refuerza la estrategia de Starbucks de construir lo que se ha dado en llamar un "third-place", es decir, que no es el centro de trabajo ni el domicilio, como lugar habitual de relax dentro del entorno público y ahora con servicios adicionales.

Es más, se produce un refuerzo de su estrategia de marca para ofrecer un lugar confortable donde poder degustar cafés de todo el mundo, dulces, etc y asimismo ofrecer unos altos precios como compensación, que además son aceptados por el público general, y sobre todo descartar la imagen de un "stop & go" del café.

T-Mobile estaba ofreciendo un modelo de acceso basado en tiempo que contrastaba con la cultura de relax y "third-place" propia de Starbucks y que se estaba difuminando en el tiempo.


Asimismo la competencia (Mc Donalds y Dunkin Donuts, por ejemplo) estaban atacando el negocio del café y el hacer de sus establecimientos un lugar de relax y no de "stop & go" como han sido tradicionalmente.