jueves, octubre 25, 2007

Mac Donalds y los hot-spots wifi



El pasado 8 de Octubre de 2007 Mac Donalds ha anunciado que ofrecerá hot-spots wifi en todos sus restaurantes del Reino Unido (unos 1200) de forma gratuita.

La noticia en sí no tiene mayor interés salvo por los acuerdos comerciales entre BT (la operadora que prestará el servicio) y Mac Donalds que realizará su función de agregar el acceso a internet como parte de su cadena de valor (si es que así se puede ver) para atraer más clientes que la compentencia.

A pesar de no constituir el "first-mover" en su segmento, de hecho Starbucks lleva desde el 2004, sí es el primero relevante en dar el servicio sin coste - y ya veremos cuando los usuarios e quejen como reaccionan.

Pero la noticia en sí es que en el Reino Unido constituirá un hito por representar el 10% de todos los hot-spots existentes actualmente, tanto públicos como de pago, y eso sí que supone un factor disruptor del mercado.

No sé si la inversión se compensará con las hamburguesas y derivados adicionales que comprarán sus usuarios, pero sí es una gran razón para discriminar y dar un hachazo a la competencia.

Vía : http://www.mcdonalds.co.uk/?f=y

Wifi municipales - cambio de estrategia


En los inicios, y no hace tanto, los proyectos wifi municipales se encontraron con un conjunto de barreras de entrada considerables que restaron enormemente atractivo a estas inversiones. Dichas inversiones fueron generalmente propuestas por entidades municipales, con mayor carácter político que operativo, sin despertar considerablemente el interés de los operadores de telecomunicaciones actuales en la redirección de sus inversiones.

El último ejemplo ha sido, como se comentaba en un post anterior, el caso de EarthLink en San Francisco, con el apoyo del todopoderoso Google.


A todos los niveles, el movimiento wifi-municipal se está frenando y cambiando completamente sus perspectivas y objetivos de actuación. En la última conferencia en Santa Clara - MuniWireless07, se plantea redefinir los objetivos y modelos de negocio focalizándose en el despliegue de servicios especializados y no sólo de cobertura inalámbrica.

Entendiendo la ralentización actual como parte del proceso de aprendizaje, la explicación que se genera es que "la gente que planificó dichas redes fue lo suficientemente cuidadosa en su diseño pero obvió completamente el entorno de desarrollo y la necesidad del usuario".

Desde MuniWireless se predice un crecimiento de las redes actuales en un 50% hasta el 2009, cuando hace sólo un año las expectativas de crecimiento eran de un 300% a la misma fecha.

El número de proyectos desarrollados, no obstant, continúa en crecimiento y ofrece datos de un crecimiento hasta 415 proyectos desde 281 en un periodo de un año, considerando redes en servicio, pero siempre con unas aspiraciones de cobertura y nivel de servicio inferiores a los planes de negocio desarrollados.

Los nuevos retos que permitirán el crecimiento de las futuras redes son la videovigilancia, la telemetría de contadores y la gestión de servicios públicos. Algunas de las primeras experiencias combina videovigilancia por parte de la policía local para el control de intersecciones y la sanción remota con cámaras que permiten la toma de imágenes en caso de infracción de tráfico.

Hemos pasado, por tanto, de un modelo cualitativo de mejora de la accesibilidad a internet, a un modelo cuantitativo donde aparecen términos como ROE y beneficio social. La red pasa a ser un activo y un medio propio del Municipio.

Asimismo, desde el entorno público, se empieza a ver con buenos ojos la publicidad geolicalizada, que porponía Google con Earthlink en la primera aproximación. Los Gobiernos empiezan a ver oportunidades de comunicación, promoción y popularización del turismo a través de este medio.

Un modelo de colaboración participativa es el que está "tirando" de las inversiones, sin tener la necesidad de una planificación avanzada de diseño RF. Son las propias entidades, públicas y privadas, las que deciden hacer sus despliegues y unirse a una organización, proporcionando así su parte de infraestructura y en su zona de influencia, donde consideran que obtendrán su retorno de inversión. Se trata de garantizar a todo el que participe, que su inversión será rentable y que la hará exclusivamente en su entorno de influencia como parte de una red de mucha mayor capacidad.

Asimismo, la eolución del mercado incita al desarrollo de redes. Un ejemplo adicional es el iPhone - la convergencia de Wifi en un terminal móvil implicará un crecimiento espectacular de la demanda por su uso en exteriores sin un coste cuantitativo y probablemente a cambio de publicidad.