miércoles, junio 27, 2007

Always-on


El sábado pasado estuve en una conferencia de Isabel Aguilera, Directora General de Google Iberia, en la Fundación CaixaGalicia y que tenía por título "La gestión eficaz del talento".

Inicialmente y con gran acierto Isabel nos comentó dos particularidades de la charla : primero que no estaba de servicio y segundo que no se hiciese ningún tipo de acopio de información acerca de lo que allí se contase, por otra parte completamente inocuo ya que efectivamente no estaba de servicio.

No obstante, y particularizando que lo único que salió de Google es lo que ya he mencionado, sí hizo referencia a un concepto ya tratado en múltiples ocasiones en este blog desde el punto de vista operativo o funcional : always-on.

Haciendo referencia a dicha idea, y solicitando de antemano poder utilizar la referencia, el enfoque es completamente distinto en este sentido : always-on es una necesidad, un estado de ánimo y si me apuras un modo de vida. Independientemente del cómo se accede, y otro tipo de particularidades técnicas comentadas en muchos posts, el enfoque de Isabel es eminentemente práctico : la conectividad permanente es un medio y no un fin.

La necesidad de información más compleja, más precisa, más instantánea, se vuelve, con el paso del tiempo, en una necesidad básica que nos afecta personal y psicológicamente, provocando un status nuevo totalmente desconocido hasta antaño, pero que evoluciona con el avance de la tecnología.

Y consecuentemente como nuestro tiempo es limitado, y la cantidad de información que podemos recibir por un canal también (Shannon enunció el teorema y los desarrolladores de tecnologías xDSL se encargan de llevar cada vez más allá el límite), se produce un efecto de distracción que genera un nuevo fenómeno : la economía de la atención.

No basta ya con tener accesos, tener canales, obtener información cualificada, sino también captar los segundos de atención del usuario y convertirlos en minutos. Y si de ahí conseguimos transmitir un mensaje, una idea o un hito en la mente del consumidor, habremos conseguido un miniéxito. Si esto coneguimos repetirlo un par de veces en una página, será un gran éxito, y si conseguimos repetirlo en días consecutivos acabaremos consiguiendo.........publicidad de google en la propia página.

viernes, junio 22, 2007

Wifi / Wimax en movimiento : aviones


Cuando Boeing canceló su tecnología para el servicio in-flight wireless el pasado mes de Diciembre, todas las expectativas de navegación, chat, email-reading, etc se desvanecieron rápidamente, llevando a dicho servicio a un oscurantismo creciente.

En un mercado tan sumamente reducido, donde sólo dos grandes jugadores (sobre todo en larga distancia) como son Boeing y Airbus, las expectativas de generación de un nuevo negocio y los suculentos beneficios por la prestación del servicio que se podían obtener, ha resultado ser un completo batacazo.

El hecho de que uno de los jugadores se retire de la creación de este nuevo mercado de servicios en larga distancia, que tan comprensiblemente bien habrá caído en las altas esferas empresariales como forma de rentabilizar las horas de "ocio" de sus ejecutivos en los desplazamientos, supone un freno igualmente a la competencia y al desarrollo e inversiones para el despliegue.

No obstante, desde pequeñas compañías de nicho se ha tratado de dar un empuje a este nuevo mercado, considerando las dificultades de operación del servicio anterior : conexiones vía satélite entre los aviones e internet, equipamiento de radio, complejo, pesado y excesivamente costoso, etc, que impedían obtener un precio de servicio acorde con la demanda posible a gran escala, y que debería quedar restringido como un servicio "premium" para unos pocos - generalmente aquellos catalogados como "no-ask-company-pays".



La solución ha venido dada por la FCC (Federal Communications Commission) con la liberación de una banda de 4 Mhz dentro del espacio espectral de los EEUU, para el despliegue de los servicios de acceso a internet "in-flight".

Originalmente liberado en los 70s, parte de este espectro se ha utilizado para el servicio Verizon AirFone, de tal forma que los pasajeros pudiesen hacer llamadas costosísimas desde sus propios asientos. El resto de la banda fue asignada a los posibles competidores del servicio, sin realmente éxito alguno ya que nadie decidió entrar a competir en dicho mercado.

Bajo la nueva definición de servicio para dicha banda espectral, una compañía - AirCell - ha conseguido los derechos para la transmisión de servicios de banda ancha sobre 3 Mhz y servicios de texto y otra compañía llamada JetBlue para llamadas sobre 1 Mhz restante.

Esto ha obligado a Verizon a liberar los servicios de dicha banda para antes de 2010.

El servicio no se prestará desde satéiltes, sino desde antenas situadas en rascacielos y montañas a lo largo de las rutas aéreas para aviones que vuelen a más de 10.000 pies.


El ancho de banda por usuario es una cuestión todavía a definir y que dependerá de múltiples cuestiones, así como los costes del servicio para el usuario. Hasta ahora Boeing facturaba del orden de 30$ por vuelo transoceánico, considerando que generalmente dichos vuelos son nocturnos y la intensidad de uso del ancho de banda es limitado.

Probablemente se desarrolle algún tipo de piloto en vuelos comerciales para ver el "willingness-to-pay" de los usuarios y en qué circusntancias se dará. Las prmeras estimaciones serán un modelo "mee-to" de lo que se factura en Starbucks actualmente - unos 6$ por hora o bien 10$ por una jornada completa.

El servicio en EEUU

Considerando que tanto los promotores como el constructor que desarrolló la tecnología anterior están en EEUU, probablemente los primeros desarrollos se realicen en vuelos domésticos costa a costa, antes que el desarrollo internacional.


Una primera aproximación, al contrario de los indicado en los párrafos anteriores, será la utilización de radiobases en tierra combinadas con satélites para las zonas menos rentables o con más dificultades de despliegue de más estaciones. Internamente al avión, la propagación de al señal será inexcusablemente vía wifi.

La utilización de satélites tiene la problemática adicional que los satélites en banda KU, aquellos cuyos transpondedores tienen la capacidad suficiente para dar servicios de banda ancha, son extremadamente caros para un despliegue de masas del servicio. Asimismo, la utilización del servicio de Inmarsat presenta la dificultad de que la conexiones se limitan a 64 Kbps por canal - ya de por hecho ni considerado banda estrecha. En este sentido, este servicio se utilizará exclusivamente para comunicaciones de voz y fax.


El servicio internacional (no EEUU)

Una alternativa que baraja Inmarsat es la mejora de sus satélites para tener más capacidad de transmisión y dar un servicio Internet-light que permita aplicaciones como chat, email, etc, sin llegar a las exigencias de real-time video. Esta propuesta es liderada por un conjunto de países que tratan de mejorar el rendimiento del pasajero / km.

Es más, en el entorno europeo se apuesta más por las conexiones de uplink vía satélite sobre las conexiones con radiobases en tierra dada la mayor versatilidad. El menor tamaño de los países europeos frente a EEUU, y la necesidad de acuerdos con cada estado para las conexiones, hace mucho menos viable esta opción que la de basar el servicio en un consorcio participado por todos. Esto no aplica en el caso de EEUU donde la extension del territorio permite vuelos domésticos de hasta 6 horas y se hace rentable la operación intra-pais.

El mercado actual de las comunicaciones en las flotas aéreas es del orden de 120MM$, y se espera que con estas tecnologías pueda llegar a 1000MM$ para 2011, suponiendo una fuente de ingresos y diferenciación importante para aquellas que se decidan a desarrollarla.