miércoles, mayo 30, 2007

El auge y caida del PLC (Power Line Communication)



Las tecnologías de acceso a Internet tuvieron un efímero compañero de viaje en la tecnología PLC.

Técnicamente poco eficiente y con muy pocos jugadores en el campo de los fabricantes con apuestas fuertes y complementarias a su oferta global, parecía una condena destinada al fracaso.

La española DS2, participada por endesa, y la multinacional Mitsubishi Electric, son los dos principales jugadores, que se quedan ahora en una situación muy compleja con la necesidad de reinventarse en este negocio.

La fuerte apuesta de la unión europea mediante el programa opera - open plc european research allliance - para impulsar el desarrollo de soluciones de acceso basadas en la infraestructura existente de las eléctricas, constituye un ejemplo de la necesidad de liderazgo en innovación del que actualmente carecemos en Europa.

El imparable ascenso del adsl sobre las n-veces pagadas líneas rtc con las cuotas de abono supone un reinventar el negocio de las operadoras, siendo precisamente ese el principio del fin de una tecnología aun por despuntar.

La apertura del mercado de las telecomunicaciones requiere de inversiones extraordinarias que solo los propios operadores eléctricos son capaces de acometer y que por lo general tienen sus operadores internos para la explotación de las troncales de fibra optica, lo cual capitaliza la sinergia acceso-troncal.

Y este es el principio del fin: descapitalizar inversiones en abrir el mercado de las telecos y ser al mismo tiempo competidor por agregación al intentar ser un operador multiservicio es una idea estratégicamente desastrosa.

No obstante, el efecto "me-too" de necesidad de estar aunque no invertir, fue el driver de todo el ruido generado en los picos de actividad de esta tecnología por los operadores eléctricos.

El problema es sobre todo el tiempo: las necesidades de inversiones crecientes en nuevos modelos de generación y de reducción de deuda acumulada, genera una necesidad de hacer caja inminentemente.

En paralelo los operadores de telecomunicaciones acumulan sus primeras cuotas incipientes de mercado y generan una expectativa de negocio considerable. Es mas, solo aquellos soportados por las eléctricas consiguen crecer y absorber iniciativas mucho más inestables y arriesgadas.

Resultado: zapatero a tus zapatos. Las eléctricas dan un giro hacia su negocio y se produce una concentración en el sector de telecomunicaciones buscando sobrevivir. El plc no es más que un invitado de piedra que nunca ha despuntado por la falta de interés en el desarrollo de negocio.

Por el camino se queda un desarrollo tecnológico importante, siendo España uno de los pioneros en este campo, un sector cable que no termina de constituirse como alternativa real y un adsl cada vez más exprimido pero con rendimientos sorprendentes.

El resto, vía El País, a continuación.

-----------------------------------------------------------------------------------------------

Iberdrola y Endesa frenan el lanzamiento de la telefonía a través de la red eléctrica

Publicado el 29/05/2007, por A.C.A. Valencia

La escasa competitividad frente al ADSL y los retrasos por problemas técnicos han llevado al operador a dar de baja el servicio comercial de PowerLine Communication (PLC) a la mayoría de sus clientes.


El proyecto de Iberdrola para convertir su red eléctrica de distribución en una alternativa de acceso a Internet de banda ancha se ha estrellado con la realidad. El grupo eléctrico, que lanzó comercialmente en 2003 este tipo de tecnología –denominada PowerLine Communication (PLC)–, ha dejado de prestar este servicio desde el pasado 30 de abril en Valencia y en la mayoría de Madrid –con la excepción de zonas como Arroyofresno y Mirasierra– y no incorporará nuevos clientes. La compañía nunca llego a hacer efectivo en su totalidad el despliegue previsto en ambas regiones, dos de sus principales mercados, en las que buscaba ser una alternativa a los operadores tradicionales.

La decisión de desenchufar este servicio se debe, principalmente, a dos motivos. Por un lado, la dura competencia entre los operadores de telecomunicaciones, que han rebajado los precios del ADSL a la misma velocidad que multiplicaban la capacidad de acceso. Inicialmente, Iberdrola ofreció hasta 600 kilobits por segundo y, posteriormente, aumentó la capacidad hasta los dos megabits a un precio de 39 euros al mes. La propia compañía ha reconocido a los usuarios que esta oferta no resultaba competitiva frente a la actual guerra de precios del ADSL.

Interferencias


El otro obstáculo han sido los problemas técnicos de la propia tecnología. En alguno de los hogares valencianos previstos inicialmente, el servicio nunca llegó a ofrecerse comercialmente por las dificultades para adaptar los equipos eléctricos. Además, el uso de PLC produce interferencias con la emisiones en radiofrecuencia y, pese a la introducción de mejoras en los equipos, la falta de estabilidad ha provocado las quejas de los usuarios.

Estas desventajas han hecho que la irrupción del que se planteaba como un nuevo competidor de los operadores tradicionales de telecomunicaciones, finalmente, apenas haya logrado presencia casi simbólica. Cuando Iberdrola anunció la puesta en marcha del servicio en Valencia en 2004, su actual presidente ejecutivo, Ignacio Sánchez Galán, aseguró que se ofrecería esta opción a 120.000 abonados sólo en la Comunidad Valenciana, su primer mercado, con cerca del 27% de la electricidad que distribuye el grupo. Los resultados de captación comercial, sin embargo, fueron mucho más modestos. La propia eléctrica reconocía en 2005 contar con 4.500 clientes de PLC en Madrid y Valencia.

Pese a esta retirada del mercado, fuentes del sector consideran que Iberdrola no ha tirado la toalla y sigue presente en el desarrollo de esta tecnología. El grupo es el coordinador de la segunda fase de un proyecto europeo para extender esta tecnología denominado Opera, con 26 socios de distintos países.

Ante la competencia del ADSL y otras tecnologías más baratas, los promotores del PLC apuestan por utilizarlo para el acceso en áreas donde las líneas eléctricas tienen mayor desarrollo que las telefónicas, como Rusia y Latinoamérica. La propia Iberdrola ha anunciado a los usuarios una prueba en una zona de estas características en Soria. Además, las eléctricas han aprovechado sus inversiones para utilizar esta tecnología como herramienta de gestión y control de averías de sus redes.

Precedentes


Iberdrola no ha sido la única eléctrica española que vio en el PLC una oportunidad para convertirse en un proveedor general de telecomunicaciones. Endesa realizó una macroprueba con más de dos mil hogares en Zaragoza y llegó a anunciar el servicio en Barcelona a través de Auna, pero, a principios de 2006, también lo rescindió.

En plena burbuja tecnológica, en el año 2000, Endesa invirtió 13,52 millones de euros para comprar el 15% de la empresa valenciana DS2, desarrolladora de los chips que permiten conectarse por el enchufe. Actualmente, mantiene su porcentaje en la firma, que, ante el estancamiento de las eléctricas, ha centrado su actividad en servicios multimedia en el hogar.

Por ejemplo, sus chips se utilizan en equipos que permiten conectarse en cualquier enchufe de la casa a servicios multimedia, que pueden llegar a través de ADSL o fibra óptica. Esta línea ya acapara el sesenta por ciento de su actividad y se prevé que suponga el setenta por ciento de su negocio.


0 comentarios: